La caída de Facebook y cómo mejorar nuestra relación con las redes sociales

Home / Marketing / La caída de Facebook y cómo mejorar nuestra relación con las redes sociales

La caída de Facebook y cómo mejorar nuestra relación con las redes sociales

Paula Valenciano

Las redes sociales son, desde hace tiempo, una extensión más de nosotros mismos. A través de ellas nos relacionamos, formamos nuestra personalidad y nos sentimos protagonistas de nuestro pequeño mundo.

El pasado lunes 4 de octubre Facebook, Instagram y WhatsApp dejaron de funcionar durante más de 5 horas. Para algunos, fue el momento de liberación y desconexión que necesitaban (aunque se diera forzosamente). Sin embargo, para otros este hecho desencadenó una mezcla de emociones angustiosas y ansiedad por la imposibilidad de estar conectados.

Esas sensaciones de desasosiego se pueden definir con el término nomofobia o dependencia extrema al teléfono móvil y el miedo de estar sin conexión. Según los expertos, es una adicción que nos hace esclavos de la tecnología y nos mantiene en alerta, pendientes de cualquier notificación.

Pese a ser un concepto psicológico, en este apagón tecnológico hemos visto como las marcas también pueden padecer nomofobia. Todas se trasladaron a Twitter (que seguía funcionando), para publicar contenido y, presas del miedo por perder visibilidad o engagement, sus publicaciones consistieron en contenido vacío con el único objetivo de llamar la atención de los usuarios. Prueba de ello son los cientos de marcas que se unieron al hilo que inició Twitter en ese rato de atención (“hello literally everyone”).

El pánico de las marcas por no estar conectadas hace que los usuarios se saturen de tanto contenido irrelevante o demasiado comercial y empiecen a generar un rechazo hacia la presencia de estas en sus redes sociales. Prefieren que hablen desde su territorio, y completen la experiencia que tienen de su producto o servicio, su establecimiento o web, sus trabajadores…

Debemos ser capaces de trasladar esas relaciones que creamos a través de las redes a otros entornos de interacción con los públicos y viceversa. Esta tecnología es una herramienta de comunicación más, no una solución, y como tal hay que saber utilizarla con una estrategia clara, que nazca de la misma identidad de la marca y se enfoque en el crecimiento y no en la saturación.

En Estimado Jose Alfredo pensamos que lo mejor es tener una buena estrategia de contenido y utilizar diferentes canales en una comunicación 360º, estableciendo sinergias entre los diferentes medios.

En general, para tratar esa nomofobia aprehendida, debemos tener claro que:

  • Las redes sociales son nuestra herramienta de trabajo.
  • Hay que conocer el algoritmo pero nunca dejar de ser auténticos por llamar la atención.
  • No dependas únicamente de las redes para comunicarte con tus clientes. En cualquier momento, puede ocurrir un problema técnico, bloqueo de la cuenta o hackeo y perder tu conexión con ellos.
  • No tienes por qué subir TikToks si no va con tu estrategia, o estar en Twitch, si tu audiencia prefiere escuchar podcasts.
  • No se trata de algoritmos, ni de engagement. Somos personas relacionándonos con otras personas a través de Internet.

Comentarios(0)

Dejar un comentario