La Publicidad nos encanta, la buena y la mala.

Juanvi Falcó -

Y cuando digo nos encanta lo digo con toda su intención, la de reconocer la capacidad que tiene de influir en nosotros. De hacernos sentir bien, o mal, o mejor.

La buena la compartimos, la mala la ignoramos, la muy mala nos subleva.

Y va de esto la publicidad: de lovers y haters. Porque la publicidad la firman las marcas y es la expresión de su personalidad. Y como a las personas, a unas las amamos y a otras las odiamos. A unas pocas las ignoramos.

En Times Square la publicidad es espectáculo, tienes hasta gradas para disfrutar de él. Y a nadie le resulta indiferente. Cientos de mensajes publicitarios simultáneos y como si nada; hasta nos relaja, oye. Un lugar donde no hay pausa (para la publicidad) 24 horas al día 7 días a la semana. De noche es de día. De día parece de noche, muy iluminada eso sí. 

¿Y entonces, dónde está el límite para la saturación publicitaria? Pues parece que no lo tenemos. La publicidad evoluciona en paralelo a la transformación digital que estamos viviendo y tiene la capacidad, como las personas de saber adaptarse al nuevo reto de seguir conectando marcas y personas, que al final va de esto. ¿Cómo llegar? Ahí está la clave; estrategias  que combinan diferentes medios y canales, o apostar por un mensaje muy relevante y que la cosa explote. De esto último las grandes marcas saben mucho, véase la última campaña de Nike, toda una declaración ideológica y de principios que ha generado el mayor impacto que yo haya conocido. Tirando de lovers y haters, chapó. Pero no todas las marcas se lo pueden permitir claro. 

En Estimado Jose Alfredo estamos trabajando en estrategias combinadas con las marcas para las que trabajamos, con una perspectiva integradora del marketing más sesudo, la creatividad más sólida y un uso combinado de medios y canales, incluidos los digitales, que sabemos que funciona. Que conecta a las marcas para las que trabajamos con sus clientes. Y esa es la publicidad que nos encanta.

Desde Estimado Jose Alfredo con amor.

Comentarios(0)

Dejar un comentario