¿Por qué todas las marcas quieren su “lona Netflix”?

Home / Marketing / ¿Por qué todas las marcas quieren su “lona Netflix”?

¿Por qué todas las marcas quieren una lona Netflix?

Estimado Jose Alfredo

La publicidad exterior siempre ha sido “el gran medio” encargado de ayudar al posicionamiento de las marcas, al ubicarse en los lugares más emblemáticos de las grandes ciudades.

Hasta que llegaron los carteles digitales de Times Square o Picadilly Circus, las marcas han buscado los rincones más visibles de las ciudades para instaurar carteles estáticos con su logo y estar en el punto de mira de todos. Más adelante, con la llegada de los carteles digitales, se abrió la posibilidad de que distintas marcas rotasen en una misma pantalla, pero siempre con los mismos objetivos: visibilidad, notoriedadposicionamiento de marca.

Con la llegada de Netflix, la historia es distinta. Porque, sí; las grandes lonas de exterior existían antes de que esta plataforma llegara a nuestras vidas, pero la guinda ha sido actuar sabiendo que, actualmente, el mejor recorrido que se le puede dar a una campaña offline es repercusión online. Esto ha desatado la fiebre de las marcas por querer su “lona Netflix”.

¿Por qué todas las marcas quieren su "lona Netflix"?
¿Por qué todas las marcas quieren su "lona Netflix"?

En los últimos meses muchas otras marcas se están sumando a la tendencia, como es el caso de Schweppes:

¿Por qué todas las marcas quieren su "lona Netflix"?

Ahora bien, no todo es tan fácil como suena. Para poder instalar un cartel como éste, por ejemplo, en la Plaza del Sol de Madrid, hace falta tener en cuenta muchos factores. Además de (lo más importante) contar un gran presupuesto.

    1. En primer lugar, el mensaje que se lanza debe tener fuerza y un potente concepto que lo sostenga. En la mayoría de los casos, prevalece el texto, un copy con la suficiente potencia para obviar todo tipo de extras. El mensaje siempre ha de adaptar al público al que nos dirigimos. Lo más importante (a la par que difícil): encontrar ese insight.
    2. Las lonas se sitúan en espacios muy exclusivos, como la Plaza del Sol o la Gran Vía madrileña, lugares muy transitados de la ciudad, sobre todo por peatones a los que no les hace falta ni mirar dos veces para poder ver bien el medio. Es fundamental que el medio sea lo suficientemente visible para poder destacar el mensaje. No comunicaría lo mismo en un mupi rotativo o mupi de reloj
    3. En este tipo de campañas, el factor tiempo también entra en juego. Las creatividades se desarrollan con vistas a estar colocadas poco tiempo. Su objetivo es saltar al mundo online, por lo que pueden permitirse un mensaje efímero.
    4. Por último, y probablemente más importante, el gran conocimiento de marca. Netflix, Schweppes o incluso Joan Laporta, son marcas altamente reconocidas que pueden jugar con su mensaje, obviando las bondades del producto. “Netflix, la plataforma de streaming por 8,99€/mes” ¿No, verdad?

Detrás de lo que parece una lona con una simple frase, hay un gran trabajo y muchos aspectos a tener en cuenta. Qué bonito y fácil sería el mundo si todos pudiéramos tener nuestra lona de Netflix. Aunque siempre se ha dicho que Roma no se construyó en un día, todo es cuestión de poner la primera piedra.

Aquí tenéis la nuestra:

¿Por qué todas las marcas quieren su "lona Netflix"?

Comentarios(0)

Dejar un comentario